UNIÓN DE CRÉDITO AGRÍCOLA DEL MAYO (UCAMAYO): Aliciente para los agricultores el clima ideal y propicio para el trigo

  • La Unión de Crédito Agrícola del Mayo (Ucamayo) informó que la siembra de trigo ya concluyó a finales de diciembre del año pasado, las lluvias de retrasaron la fecha de siembra.

David Rochín Ley, presidente de Ucamayo, aseguró que a partir del 15 de diciembre se cerraba la siembra de este cultivo, sin embargo, por las lluvias invernales, se postergó hasta el 28 de diciembre.

Comentó que algunos productores agrícolas consiguieron un poco más de agua y en otros casos tuvieron que reducir la superficie a establecer.

Reveló que la Unión de Crédito Agrícola del Mayo, en un principio, pretendía establecer solo 7 mil hectáreas de trigo, de las 14 mil que se establecieron en el ciclo agrícola 2018-2019.

Sin embargo, por las lluvias que se presentaron en noviembre y diciembre, algunos productores agrícolas incrementaron la superficie y otros las redujeron. “Sin duda que las lluvias de noviembre retrasaron las fechas de siembra, ya que, regularmente se cierra el 15 de diciembre, pero en esta ocasión por las precipitaciones y por abrir la presa un poco más tarde, se postergó hasta el 28 del mismo mes,” indicó.

El presidente de la Unión de Crédito Agrícola del Mayo, dijo que un buen aliciente para los agricultores es que se está presentando un clima ideal y propicio para el trigo, ya que el frío se está presentando de manera recurrente en el sur de la Entidad. “Ahorita, afortunadamente se está presentando frío en nuestra región, lo cual favorece al trigo, esperemos que así se siga manteniendo este clima todo es mes y el siguiente,” manifestó.

El también agricultor aseguró que los únicos cultivos que no han sido establecidos en su totalidad son el maíz y el cártamo.

Afirmó que por las políticas de austeridad en el campo, muchos agricultores del Valle del Mayo se han visto en la necesidad de tener que apretarse el cinturón.

Y es que el recorte presupuestal del Gobierno Federal al sector agrícola para este 2020, representará una caída extrema de jornales, empleos y de flujo económico en relación con otros años.