COPARMEX: Los tijuanenses vivimos con miedo

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Tijuana mostró su preocupación por el incremento desmedido en los niveles de inseguridad y violencia que azotan a la ciudad, de la cual, el sindicato patronal fue víctima este miércoles por la noche.

En conferencia de prensa, el presidente de Coparmex Tijuana, Roberto Rosas Jiménez, detalló que mientras sesionaba la Comisión de Empresarios jóvenes, el presunto delincuente involucrado en el atraco a un lote de automóviles, ingresó a sus instalaciones tras ser perseguido por la Policía Municipal, pero rápidamente fue detenido por la corporación.

Descartó que el criminal haya tomado como rehenes a las 25 personas que estaban ese momento en el sitio, No obstante, dijo que en algunos casos sí sufrieron ataques de pánico.

“No es posible que ante una situación como la presentada este miércoles, notemos que no existe un verdadero protocolo para atender una situación que afortunadamente no tuvo mayores consecuencias”, manifestó.

El líder empresarial aseguró que es urgente modificar la estrategia de seguridad, pues la actual no está funcionando, por lo que se requiere realizar un cambio de timón.

“Cada día continúan habiendo ejecuciones, balaceras en distintos puntos de la ciudad, e incluso, el tema de los feminicidios se está convirtiendo desafortunadamente en una problemática más a solucionar”, agregó.
Rosas Jiménez, exigió que el gobierno asuma su responsabilidad de brindar condiciones de paz y tranquilidad a la ciudadanía, para que desarrolle sus actividades cotidianas con total normalidad.

“No podemos tolerar que los delincuentes tomen la ciudad como un sitio de guerra y que hagan lo que ellos quieran. No se puede permitir que sea la ciudadanía la que tenga que pagar las consecuencias de las omisiones de las autoridades”, aseveró.

Por su parte, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, Juan Manuel Hernández Niebla, reconoció la labor de las autoridades para aprehender a los presuntos criminales, sin embargo, afirmó que ahora es necesario garantizar que permanezcan detenidos y no sean liberados por los jueces.

“La policía si llegó, desafortunadamente no es una situación que podamos celebrar, hay mucho que hacer, no estamos en situación buena, no se ha resuelto el verdadero problema, afortunadamente el desarrollo económico sigue”.