CONGRESO: Medidas por emergencia sanitaria permitirán controlar situación: Comisión de Salud

El fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica, aunado a las medidas que el Gobierno del Estado pretende implementar como parte de la emergencia sanitaria temporal, permitirán que se evite que una gran mayoría de sonorenses se enferme al mismo tiempo y de esta manera los hospitales no se saturen para atención del coronavirus, consideró el presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, diputado Filemón Ortega Quintos.

Recordó que el mes pasado, a convocatoria del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora, de la Federación Médica de Sonora y del Colegio Médico de Hermosillo, se llevó a cabo una sesión extraordinaria para analizar la enfermedad febril respiratoria, con la asistencia de médicos generales, especialistas, sanitaristas y funcionarios de la Secretaría de Salud de Sonora.

En esa ocasión se habló sobre la biología del virus, transmisibilidad, patogenicidad, virulencia y letalidad, así como pronósticos sobre su evolución, las medidas que podrían tomarse, la calidad de la atención, los pacientes que podrían presentar la enfermedad y como parte fundamental, el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica.

Para los integrantes de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, las medidas anunciadas por la titular del Poder Ejecutivo estatal, a través del Decreto dado a conocer el pasado miércoles 25, permitirán controlar de manera más eficiente la situación, ya que están enfocadas a atender los diversos ámbitos como son:

Preservar la vida y la salud; alimentación, en especial para los más vulnerables, así como garantizar el abasto y la disponibilidad permanente de alimentos, medicamentos, equipo médico, servicio de agua potable, energía eléctrica, combustible, transporte, servicios públicos, entre otros.

Confiaron que, una vez concluya la contingencia, el Estado de Sonora recupere la estabilidad económica, mientras tanto reiteraron el llamado a la población para que conviertan en hábito las medidas que comprenden los procedimientos de higiene, tanto personales como del entorno, las cuales comúnmente se realizan en los lugares donde desarrollan las actividades cotidianas.

Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o utilizar gel con base de alcohol al 70 por ciento; al toser o estornudar utilizar un pañuelo o el antebrazo; no escupir; no tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos; limpiar y desinfectar superficies de uso común en la casa, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, así como ventilar y permitir la entrada de luz solar; evitar prestar el teléfono celular, ya que es uno de los objetos que más contaminan y sobre todo, quedarse en casa, como ha sido la recomendación del sector salud.

También es importante tomar suficientes líquidos durante el transcurso del día y no saludar de mano ni de beso, porque esto puede transmitir alguna infección.