COPARMEX: Solidario gobierno con Pymes, también el apoyo fiscal es importante

Como un acto de solidaridad con las pequeñas y medianas empresas por parte del Gobierno del Estado calificó el presidente de la Coparmex Sonora Norte, Arturo Fernández Díaz González, los apoyos anunciados por parte de la gobernadora Claudia Pavlovich la noche del jueves.

Señaló que cuando un gobierno no tiene los recursos para proporcionar un apoyo económico a los pequeños empresarios en una contingencia como la que se vive, se puede obviar el pago de algunos impuestos y con eso se les da un respiro.

“Son estímulos fiscales o impuestos que se van a suspender de manera temporal en apoyo a las empresas, si el Gobierno del Estado no cuenta con los recursos para apoyar monetariamente a las empresas, una alternativa es por lo menos no cobrarle al menos algunos de los impuestos y eso es lo que está haciendo, nosotros lo vemos como un acto de solidaridad porque los empresarios estamos haciendo y vamos a seguir haciendo un gran esfuerzo y un gran sacrificio para evitar que esto se propague”, expuso.

Actualmente, manifestó, lo que se tiene que hacer es minimizar el daño para las empresas y en una segunda fase será acortar tanto como sea posible el periodo de recuperación para las mismas.

En este momento, dijo, la principal preocupación es que los trabajadores tendrán un puesto de trabajo al cual regresar una vez que se vuelva a reactivar la economía.

“Si les decimos a los trabajadores que se retiren a sus casas de manera temporal, lo importante es que después podamos volver a aceptarlos y que los podamos volver a integrar, porque si por el incumplimiento de los compromisos contractuales por parte de las empresas llegan a desaparecer, esto no sólo sería una tragedia sanitaria, sino también una laboral y económica”, advirtió Fernández Díaz González.

Las industrias, dijo, están trabajando de manera normal aunque implementando una serie de protocolos de seguridad, como por ejemplo desinfectarse completamente antes de entrar a la planta, lavado de manos frecuente y el endurecimiento de los protocolos se sanidad en los comedores de las maquiladoras.