CONGRESO: Expone Subsecretario de Salud estrategia contra COVID-19

Aunque los números de casos positivos por COVID-19 van a la baja, todavía no se pueden echar las campanas al viento y por eso la estrategia con la campaña Anticipa Dos es continuar con las visitas a las poblaciones más vulnerables donde podrían encontrar posibilidades de mayor riesgo de la enfermedad, informó el subsecretario de Salud en Estado, José Ricardo Espinoza Castro.

En reunión virtual con los integrantes de la Comisión de Salud que preside el diputado Filemón Ortega Quintos, el funcionario estatal presentó los datos relativos al acumulado de casos que a la fecha suman 27 mil 950 y 22 defunciones, por lo que una de las prioridades es establecer una cultura del manejo de la pandemia y tomar las medidas para que la sociedad se culturalice.

“Lo que estamos haciendo con Anticipa Dos es la búsqueda de casos hasta que logremos el control total y quede dentro del proceso del programa de vigilancia epidemiológica, para estar atentos en cualquier lugar donde se presenten los rebrotes”, aseveró.

Espinoza Castro dijo que, por otro lado, ya empezaron acciones ante el impacto de una mayor letalidad, de manera que a las promotoras de la salud se les han entregado oxímetros para pacientes que se puedan complicar y sean remitidos a tiempo.

“Tenemos que avanzar en la cultura de la prevención mientras no tengamos la vacuna, el medicamento idóneo, y mientras que no se dé la protección por rebaño. Se ha hecho la proyección de que el doce por ciento de la población está inmunizada y en comunidad por rebaño, el 85 por ciento”, expresó el Subsecretario de Salud del Gobierno del Estado.

Estimó que en un mínimo de seis meses podrán tener las primeras aplicaciones de vacunas, de manera que mientras tanto deben avanzar en la estrategia de prevención para concientizar a la gente sobre la importancia del uso del cubre bocas, lo que permitirá evitar rebrotes y que la pandemia se dispare en el Estado de Sonora.

El diputado Filemón Ortega Quintos coincidió con el funcionario estatal en el sentido de que, aunque el número de casos por COVID-19 va a la baja, no es para echar las campanas al viento, por lo que lo que como representantes del Poder Legislativo deberán continuar en la línea de hacer actividades de promoción y prevención para evitar los contagios entre la población.

En la reunión participó Salvador Ponce, maestro y doctor en Epidemiología, quien estimó que, aunque los casos vayan a la baja, seguramente se presentarán una o dos oleadas más, para lo cual es necesario que quienes se encarguen de la promoción de la salud revisen a las personas que viajan en las centrales de autobuses y a las que habitan en las poblaciones rurales.

“Valdría la pena sanitizar donde se junta la gente, como en estos lugares donde hay tantas posibilidades de contagio; esas medidas hay que proponérselas a los encargados de la salud para ver la posibilidad de conseguir recursos, pero sí hay que anticipar, mantener la guardia e ir pensando en acciones para una segunda oleada, si es que salimos bien de esta primera”, externó.

Hay casos de COVID-19 pero también hay que voltear a ver a las personas hipertensas, diabéticas, reumáticas y demás que requieren atención, dijo, además de sugerir que se gestionen recursos suficientes para dicha atención mediante exhortos por parte del Congreso del Estado, ya que cuestiones como las campañas de vacunación y exámenes de laboratorio para la detección del cáncer de próstata, se han venido abajo.

A manera de réplica, el Subsecretario de Salud sostuvo que buena parte del personal de Salud se fue a su casa por el Decreto emitido en marzo pasado y el resto se tuvo que dedicar a la atención del COVID-19 y los demás padecimientos, por lo que confió que a final de año podrán cerrar todos los programas con las metas que se habían propuesto para 2020, además de que las áreas que se destinaron para atender a pacientes por la pandemia ya se reincorporaron a su actividad anterior.

El diputado Fermín Trujillo Fuentes consideró que, como representantes populares, están obligados a transmitir a la ciudadanía absolutamente todo con la mayor nitidez y transparencia.

“La pobreza acompaña la ignorancia y esa gente más vulnerable de Sonora en las tres regiones que reconoce la autoridad tienen un componente, pero tiene que ver con la falta de esfuerzos institucionales del Gobierno y del Congreso para focalizar recursos a eso que desnudó ya la pandemia”, aseveró.

Ante esta nueva pandemia, los medios masivos de comunicación lo que más infundieron fue miedo de morir a la gente causándoles temor, señaló el diputado Carlos Navarrete Aguirre, quien felicitó a los médicos que cumplen con su labor más no a aquellos que se han convertido en un negocio.

La diputada Rosa Icela Martínez Espinoza indicó que el proceso epidemiológico es muy cambiante, ya que cada día salen cosas nuevas con información que proporcionan las fuentes institucionales y eso da confianza.

“Todos los que hemos pasado por esta situación yo creo que ahí vamos aprendiendo a prueba y error; toda la información que nos comparten es sumamente importante”, expresó.

El presidente de la Comisión de Salud, diputado Filemón Ortega Quintos, calificó como muy importante al Programa Anticipa, ya que por medio de este se identifican a personas con sintomatología de COVID-19 en su domicilio, e hizo un llamado a seguir las medidas de prevención para evitar que se registren oleadas de la pandemia, como ha ocurrido en algunos países de Europa.

En esta reunión no se sometió a votación el dictamen de una iniciativa presentada por la diputada Miroslava Luján López, con proyecto de decreto que reforma y adiciona la Ley de Salud para el Estado de Sonora, al acordar sus integrantes continuar el análisis mediante la opinión jurídica y de enseñanza de la Secretaría de Salud.

Participaron la doctora María del Carmen Candia, directora de Enseñanza de la Secretaría de Salud, y Laura Lorena Robles Ruiz, titular de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios, COESPRISSON, quienes hicieron comentarios sobre la iniciativa que busca modificar la Ley de Salud, a efecto de dotar de atribuciones a la Secretaría de Salud Pública para desarrollar e implementar un programa de medicina alternativa en el que se incluya lo relacionado a la medicina tradicional, complementaria y naturopatía, entre otros.