COLEGIO DE CONTADORES: Deben gobiernos transparentar la Entrega – Recepción; priorizar continuidad de programas de salud y vacunación

El Colegio de Contadores Públicos realizó una exposición virtual sobre la importancia de llevar a cabo en los tres poderes del Estado y los Ayuntamientos un procedimiento efectivo, real y conciso de Entrega – Recepción al concluir una administración.

Alberto Ruibal Santana agradeció al Colegio de Contadores Públicos de la Región Noroeste (Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur), la invitación a participar a través de su Vicepresidente el CP. Guillermo Williams, para efectuar una exposición de la importancia del procedimiento «ENTREGA – RECEPCIÓN» en los tres niveles de gobierno en México.

Alberto Ruibal Santana es un profesional de  la Consultoría de Negocios, con amplia experiencia en negocios, en la administración pública y privada, se graduó como Contador Público con especialidad en Finanzas en Universidad Autónoma de Baja California, estudió también Especialidades en Finanzas, Fiscal y Derecho Corporativo en Universidad Panamericana Ciudad de México y cuenta con una maestría en Administración (MBA) del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Alberto Ruibal Santana (Izquierda), consultor experto en administración pública y privada.

Durante la exposición los expertos en temas contables y de administración definieron como entrega-recepción en los tres poderes del Estado al concluir una administración como la entrega de todos los recursos humanos, materiales y financieros, asimismo un  informe completo de la situación que guardan asuntos relevantes, o de trámites de especial atención a la administración entrante y cuente con la información para el cumplimiento de sus funciones y continuidad del servicio público.

No obstante que existen leyes de entrega-recepción para estados y municipios que rigen este proceso de transición, los servidores públicos salientes hacen poco por rendir cuentas claras, así como entregar información oportuna que le permita al servidor público entrante, tener la certeza de lo que recibe y con ello dar continuidad a la gestión pública.

Por ello resaltaron la importancia de contar con datos duros para que la maquinaria gubernamental no se vea interrumpida, y más en estos tiempo de pandemia por el COVID- 19 los servicios de salud los cuales por un mal enfoque de la entrega –recepción o de información incompleta o imprecisa se detuviera la operación y el procedimiento de vacunación, desabasto de medicamentos, materiales de curación, las consecuencias en salud pública así como el cargo político sería severo.

Otro de los puntos que resaltaron en el proceso de la entrega-recepción, es la carga administrativa para los servidores públicos entrantes, el retraso que provca el conocer, ordenar y clasificar toda la información que proporcione la administración saliente, en caso de que exista esta de manera completa.

Alberto Ruibal Sanatana expuso una problemática que se acrecienta aún más si no se cuenta con la información suficiente para conocer el estado real que guardan las finanzas del estado o municipio, debido que ahora la nueva administración debe finiquitar los compromisos de pago que dejó la administración saliente, tales como obras públicas o programas sujetos a reglas de operación que se encuentran sujetos a fechas para la entrega de los recursos, y no solamente de realizar los pagos que correspondan, sino tener la certeza de que correspondan a operaciones efectivamente realizadas, para evitar cometer incumplimientos a las normas aplicables.

Anexó que todo este proceso deja poco margen a una revisión exhaustiva de la gestión de la administración saliente, para identificar posibles quebrantos, irregularidades o inconsistencias cometidas, mediante auditorías financieras, de obra, forenses o de otro tipo, lo cual distrae y divide los esfuerzos de la administración entrante en la continuidad del que hacer público y mejorar los servicios.

Los participantes en el foro concluyeron a favor de un mecanismo normativo que debieraa ejecutar revisiones lejos de cualquier injerencia o favores políticos, favoreciendo una rendición de cuentas con más transparencia sobre la gestión gubernamental a la sociedad, a fin de contar con información veraz y transparente para tomar una decisión en el ejercicio de sus derechos mediante el sufragio efectivo.