ONEXPO: Amenazan factores externos al precio de la gasolina; el huachicol, ni se diga

100 cc

El impacto negativo en el incremento a los combustibles, obedece sobre todo a que hasta el 80% de estos son importados, afirmó en entrevista el presidente de Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en Durango, Francisco Javier Martínez Vázquez.

Una serie de factores influyen para que la gasolina se venda cada vez más cara, explicó el informante, quien detalló que por ejemplo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunció que ya no va a incrementar su producción, un dato que lógicamente presiona a los mercados.

“Traemos además un precio internacional muy alto, alrededor de 60 a 65 dólares en el caso del barril mexicano, con precios que no se tenían desde hace algunos cinco años”, comentó el empresario gasolinero.

Luego, Estados Unidos, ha tenido muy alta movilidad, lo que ha acabado las reservas que ese país tenía. Por tanto no hay combustible, no hay producción y consecuentemente los precios se han incrementado.

“A México nos pega esta situación de manera importante porque los combustibles que se venden en México, hasta en el 80%, son importados”, reiteró.

Huachicol fiscal» crece en impunidad, pone en riesgo la seguridad y daña al erario: empresarios gasolineros

En un comunicado, empresarios gasolineros de las 32 entidades del país que son parte de esa organización aseguraron que existe preocupación por las fuertes distorsiones que genera la competencia desleal, en medio de la impunidad y de las afectaciones que se generan a la economía y a las finanzas públicas.

“El mercado ilegal e irregular de petrolíferos (gasolina y diésel) ha seguido creciendo y, en varias regiones del país, afecta ya la economía de un importante número de estaciones de servicio que compran productos de origen lícito y cumplen con los requisitos y las normas aplicables al comercio”, afirmaron.

Expusieron que se trata de un mercado paralelo en el que se ofrecen productos de “dudosa calidad y por debajo de los precios reales”, lo que pone en “inminente riesgo de quebranto” a estaciones de servicio legalmente establecidas, que son la fuente de sustento de 400 mil familias.