VOLKSWAGEN: Expanderá red pública de carga rápida; por si fuera poco recarga coches eléctricos con robots autónomos

La ruta tecnológica para el desarrollo, producción y aprovechamiento de baterías y carga en aplicaciones vehículares en perspectiva de negocio hasta 2030, fue dada a conocer por Herbert Diess, presidente del Consejo de Administración Volkswagen Group en el foro del primer “Power day”, difundido desde Wolfsburg, Alemana.

La finalidad es reducir la complejidad y el costo de la batería para hacer que el automóvil eléctrico sea atractivo y viable para la mayor cantidad de personas posible.

Volkswagen también pretende la expansión de la red pública de carga rápida a nivel mundial, para lo cual se acordaron colaboraciones con las empresas energéticas BP, con sede en Gran Bretaña; Iberdrola, España y Enel, en Italia).

Además ha presentado un prototipo funcional del robot de recarga autónomo que dio a conocer a finales del año pasado.

Se trata de un equipo de carga que no precisa de la intervención humana para trabajar ya que es capaz de comunicarse con el coche y realizar todo el proceso, desde la apertura de la tapa, pasando por el inicio de la sesión de recarga y la conexión, hasta el desacople final.

El robot arrastra una o varias baterías, que se recargan en una estación central, también de manera automática, y se desplaza hasta la ubicación del coche eléctrico para recargarlo.

El proceso de recarga se inicia cuando el coche se estaciona en cualquiera de las plazas del aparcamiento en el que dan servicio los robots. A través de la aplicación móvil, el sistema de comunicación Car-to-X se pone en contacto con el controlador central de los robots y uno de estos se dirige hasta él.

Tal y como explica el comunicado de Volkswagen, “para cargar varios vehículos al mismo tiempo, el robot móvil transporta una unidad de almacenamiento de energía hasta vehículo y lo conecta a ella, repitiendo el mismo proceso para cargar otros vehículos”.