CÁMARA DE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN (CMIC): Impera el criterio político y agendas electorales; mientras quiebran los constructores, no hay obra

Durante el festejo por el día de la Santa Cruz, en ceremonia religiosa realizada en el Santuario de Guadalupe se reunió un grupo importante de empresarios del sector.

Raúl Montelongo, presidente de la CMIC, pronunció un discurso donde dejó de manifiesto el malestar de los constructores con los tres órdenes de gobierno por la falta de obra pública.

En el desfile de vehículos y equipo de construcción apareció un lote de unidades con la leyenda «se vende» ante la falta de obra para los constructores.

De entrada, Montelongo reconoció que el sector de la construcción enfrenta una de las más graves crisis económicas de su historia.

Refirió que la cancelación de proyectos de infraestructura, los recortes presupuestales y la falta de inversión privada, son duros golpes a la estabilidad y permanencia de las empresas constructoras.

Lanzó tres críticas concretas: en esta coyuntura, imperan los criterios políticos sobre el compromiso social.

«Las agendas electorales, pareciera que son más importantes, que los proyectos integrales de desarrollo».

Y remató diciendo que «Durango está sometido a la pugna entre bandos y grupos de poder, que poco o nada tienen que ver con la realidad que vive nuestra sociedad».

Finalmente reconoció que hay preocupación y desesperación, hay enojo y frustración en el sector de la construcción que genera 17 mil fuentes de trabajo a través de más de dos mil empresas.

Fuente: Verdades y Rumores