CÁMARA MEXICANA DE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN (CMIC): Azorados por el regreso absoluto del centralismo; la lejanía los hace perder oportunidades de trabajo

Los pequeños constructores, que representan el 90% de los miembros de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Sonora, han perdido contratos importantes de obra a causa de problemas de comunicación con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), explicó Alfonso Reina Villegas, presidente de la organización empresarial.

“Lo que pasa es que la mayoría de los trámites, licitaciones y demás se tienen que hacer forzosamente en la Ciudad de México y muchos de los pequeños constructores no tienen dinero para viajar allá”, expuso.

A ello, se le suma una caída del 35.8% de la obra pública entre enero y febrero, sin embargo, 90 millones de pesos de las inversiones federales provienen de la Sedatu, en las que se incluyen las obras de remodelación de los estadios de beisbol, que se van a hacer con empresas de la cámara tanto en Ciudad Obregón como en Hermosillo, además de las que están en proceso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Reina Villegas dijo que, aunque la comunicación tiende a mejorar, la dependencia federal anunció que va a reiniciar hasta el próximo año con el resto de las inversiones que se tienen programadas, entre las que se incluye la remodelación del cerro de la Campana.

En contraste, la inversión en construcción por parte de la iniciativa privada aumentó en 28.8%. “Gracias a esto, los desarrollos urbanos, las torres que se están construyendo, la ampliación de la planta Constellation Brands en el sur del estado, el inicio de la construcción de Amazon, se ha equilibrado un poco la caída”, externó.