CANACAR: Piden certeza para operar; necesaria la disponibilidad y abasto de DUBA

Cada transportista representado en la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Canacar, “está consciente y tiene el interés de emigrar al uso y aprovechamiento de energías más limpias y eficientes en los camiones que pone en operación”, asegura Enrique Armando González Muñoz, presidente de la agrupación.

No obstante, advierte que la cadena de valor que se ha desarrollado en torno a la industria del autotransporte “tiene un eslabón roto”: la no disponibilidad a nivel nacional del diésel de ultra bajo contenido de azufre, DUBA y la próxima entrada en vigor, el 1 de enero de 2022, de la NOM-044-SEMARNAT-2017, si la autoridad gubernamental no actualiza la vigencia de los estándares Euro V/EPA 07 antes de que sea demasiado tarde para la actividad.

Lo anterior porque, dijo, el autotransporte de carga que opera en la República Mexicana, cuyas actividades se realizan de manera transversal con todas las entidades productivas y comerciales del país, necesita operar en apego a condiciones que le otorguen certeza a su actividad, específicamente en cuanto a la disponibillidad y abasto apropiado de combustible, con la finalidad de aprovechar las áreas de oportunidad en materia de logística y movilidad.