GOBERNADOR DURAZO: Asume el cargo; pinta la raya al abuso y la discrecionalidad en el ejercicio del poder público.

Alfonso Durazo Montaño es desde ayer gobernador electo de Sonora para el periodo 2021-2027, luego de recibir la constancia de mayoría por parte del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana.

Acompañado por su familia, su esposa Rocío Chávez, y su hijo Alfonso, el próximo mandatario estatal agradeció a la ciudadanía que le otorgó su confianza y lo respaldó con su voto.

Ante los dirigentes de los partidos que lo respaldaron en la coalición; Morena, PT, Verde Ecologista y Nueva Alianza, se comprometió a hacer “un Gobierno decente y austero, sencillo, con los pies en la Tierra y de puertas abiertas”.

En su primer mensaje a los sonorenses delineó lo que será su Gobierno a partir del 13 de septiembre:

“Las libertades públicas tendrán más vigencia que nunca, nadie será atropellado ni sus derechos limitados e ignorados; se acabarán las persecuciones políticas y las líneas ágatas en contra de disidentes y opositores”, dijo.

EL LLAMADO

Un llamado a la sociedad a sumarse al proyecto que encabezará desde el 13 de septiembre hizo Alfonso Durazo Montaño, luego de recibir la constancia de mayoría por parte del Instituto Estatal Electoral, que lo convierte en el Gobernador electo de Sonora.

Frente a su familia -su esposa Rocío Chávez, y su hijo Alfonso-, delineó lo que será la primera administración emanada de la alianza Morena-PT-Verde Ecologista y Nueva Alianza.

“Mi especial reconocimiento a quienes me acompañaron de principio a fin en esta etapa, mi mayor agradecimiento a cada ciudadano y ciudadana sonorense que otorgó su confianza y me respaldó con su voto. No les fallaré en el compromiso de mantenerme a su lado”, afirmó.

Ante el consejo general del INE y los dirigentes de los partidos políticos que respaldaron su campaña, Durazo Montaño se comprometió a conformar un Gobierno decente, austero y sencillo, con los pies en la tierra y de puertas abiertas.

“Creo en la política como sinónimo de servicio, no hay espacio en mí para el ejercicio cínico del poder”, dijo, “el que en mí se depositará pertenece al pueblo y yo seré un mero instrumento del pueblo para cumplir con lealtad, honor y limpieza su mandato de cambio histórico”.

El mensaje de quien fuera candidato de la alianza Juntos Haremos Historia fue interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los invitados.

Aseguró que los cambios que Sonora necesita se llevarán a cabo con estricto apego a las leyes e instituciones, dándole paso a una transición en la que se dejará atrás el autoritarismo, el abuso, la discrecionalidad y la falta de transparencia como atributos del poder público.

El Gobernador electo aseguró que su Gobierno no responderá jamás a voluntades ajenas al mandato ciudadano y que seguirá el camino que dicte el interés general.

Asumió el compromiso de combatir a fondo la larga etapa de “mapachismo” electoral que, consideró, vivió históricamente el Estado.

PROMETE LIBERTAD Y TRANSPARENCIA

Sobre el tema empresarial, afirmó que habrá libertad y se comprometió a ser un facilitador de la inversión en la entidad.

“Se acabarán las extorsiones mafiosas y la falta de transparencia para beneficiar a unos pocos, habrá auténtica y libre competencia en los contratos y obras a cargo del Gobierno del Estado”, expresó.

Durazo Montaño prometió que se acabará el Sonora “para unos cuantos”.

“Nadie será excluido de nuestro proyecto de crecimiento económico”, aseveró, “pero daremos especial atención a las clases populares y a las clases medias, sectores al que el neoliberalismo intentó despojar de su dignidad”.

La clase media recuperará progresivamente el terreno perdido, dijo, pues se dará un gran impulso a la economía social y al cooperativismo.

Invitó a legisladores electos, magistrados y jueces a reflexionar sobre la voluntad plural de cambio que ha expresado el electorado.

“Los invito muy respetuosamente a hacer historia juntos, a dejar en seis años un horizonte del que todos podamos sentirnos sinceramente orgullosos; escuchemos con atención las voces múltiples del interés público, seamos servidores del público y no del poderoso”, resaltó.

Durazo Montaño dijo será respetuoso de los trabajadores de base en el Gobierno e hizo de nuevo el llamado a la unidad y a trabajar en la transformación del Estado.

“No vengo a destruir sino a transformar. Evaluaré programas y acciones en curso, todo lo que sirva a la gente será preservado”, afirmó.