ASOCIACIÓN MEXICANA DE PARQUES INDUSTRIALES PRIVADOS (AMPIP): Pierde China apetito de inversión en México; encarecimiento de la luz y la inseguridad provocan el desgano

  • De acuerdo con cifras actualizadas a 2021, la AMPIP representa a más de 350 parques industriales con 38 millones de metros cuadrados construidos, que albergan a más de 3,500 inquilinos nacionales y extranjeros en 24 entidades del país y que generan más de 3 millones de puestos de trabajo.

La percepción sobre la llegada de nuevas inversiones a México ha tomado un matiz distinto y alentador para este año, tras un 2020 altamente complicado por los efectos globales de la pandemia, pero el país tendrá que diseñar e implementar políticas que generen una mayor confianza en las empresas extranjeras, principalmente de manufactura, ante diversos elementos de peso que inhiben sus decisiones finales.

Esta visión es tan solo una parte de los resultados de la Encuesta sobre percepción y tendencias de inversión extranjera directa (IED) en México en 2021, que presentó en la víspera la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), un ejercicio de investigación interna que se posiciona como un termómetro de la economía nacional y la relación con los inversores foráneos.

Entre los principales hallazgos de la encuesta se da cuenta de que China dejó de ser este año el principal país con las mayores intenciones de inversión sobre México -como se vio reflejado en la primera encuesta de la AMPIP en 2020, donde casi 4 de cada 10 iniciativas que recibieron los desarrolladores de parques industriales provenían del gigante asiático-, en su lugar Estados Unidos vuelve a liderar estas intenciones; pero, aunque incipiente, también se observa un alza de otros países como Corea del Sur, y la entrada en escena de Canadá y Taiwán.

CHINA, LA EXPECTANTE

Pese a la alta expectativa que hubo de inversionistas chinos durante el año pasado, para este ciclo se mantienen más bien en un ánimo “exploratorio”.

De hecho, apenas un 30% (desde un 53% en 2020) de los encuestados predice que habrá un incremento del interés de empresas de China por nearshoring, principalmente por los cambios en las cadenas de suministro derivados de la pandemia.

De manera particular, los desarrolladores inmobiliarios revelaron que el efecto del nearshoring/reshoring (traslado o relocalización de ciertas partes de los procesos productivos de las empresas hacia terceros países con el objetivo de reducir costos, principalmente de mano de obra, o tener una mayor cercanía con los centros de consumo o productivos) tiene una menor mención dentro de las principales razones para invertir en México.

Del otro lado, dentro de los principales inhibidores para la IED en México se colocan la inseguridad, riesgos sociales y violencia, así como la certidumbre jurídica y regulatoria relacionado con el Estado de derecho.