FORO NACIONAL DE PERIODISTAS Y COMUNICADORES: Incuria e indiferencia de los gobiernos; fomentan agresiones contra periodistas

La impunidad y la falta de interés de los gobiernos para investigar y resolver los asesinatos de periodistas, es la carta abierta para que en México se cometan agresiones en contra de comunicadores, señaló Rafael Cano Franco, presidente del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores.

En el marco del Día Internacional del Periodista que se celebra este 8 de septiembre, puntualizó que en el país se comete en promedio una agresión verbal o física contra un periodista cada dos horas, de las cuales el 88 por ciento provienen en primera instancia de las corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno, y 12 por ciento del crimen organizado.

Indicó que en Sonora los asesinatos y agresiones contra comunicadores es un problema que se ha ido agravando en los últimos años y va a la par de lo que sucede en otros estados de la república donde los ataques a periodistas se registran cada vez con mayor frecuencia.

Puntualizó que en la última década han sido asesinados ocho periodistas en el estado, y en el último año los homicidios de Jorge Armenta, en Ciudad Obregón; Benjamín Morales, en Sonoyta; y Ricardo Domínguez, en Guaymas; no han sido resueltos.

“Estamos en una coyuntura donde no solamente no se resuelven los crímenes, sino que además de que no se resuelven el número se incrementa exponencialmente, precisamente derivado de la impunidad que se muestra y eso es lo más grave, no solo se trata de resolver un crimen de un periodista porque es periodista, se trata de resolverlo porque es un ciudadano común y corriente que tiene derechos, pero que se agrava por la función que realiza”, expresó. “No solamente el periodismo es una profesión de alto riesgo, México más bien es para los periodistas el país más peligroso en el mundo para ejercer el periodismo; incluso en aquellos que hay guerras, guerras civiles y enfrentamientos”, agregó.

Actualmente en Sonora, precisó están desaparecidos los periodistas Jorge Molontzin, en Caborca; Pablo Felipe Romero Chávez, en Guaymas; y Alfredo Jiménez Mota, en Hermosillo, quien es buscado desde 2005.

Refirió que en la entidad no existe una Ley de protección a periodistas, y a pesar de que se ha buscado llevar al pleno del Congreso Local ha faltado acercamiento de los legisladores con los comunicadores para conocer su opinión y las verdaderas necesidades, y de esta manera evitar que sea letra muerta.