EDUCACIÓN: Llama secretario Aarón Grageda a evitar el rezago académico de las nuevas generaciones; presenta a empresarios cajemenses el programa «Reactiva tu Escuela»

Para que la actual generación de niñas, niños y jóvenes no padezcan un rezago en su formación académica que en el futuro se traduzca en incapacidad competitiva, el secretario de Educación y Cultura llamó a los empresarios cajemenses a sumarse al programa «Reactiva tu Escuela».

En un encuentro sostenido con el empresariado local en la primaria «Acamapichtli», uno de los centros escolares más afectados por el abandono y el vandalismo durante la pandemia por Covid-19, el titular de la SEC subrayó la importancia de la solidaridad para hacer posible el regreso de los estudiantes a las aulas.

«Volver a las aulas no solamente es educativamente necesario, es un imperativo para la reconstrucción del tejido social. El aula sigue siendo el espacio educativo por excelencia, y el proceso de permanecer recluidos hace que también pierdan la posibilidad de continuar su desarrollo socioemocional», manifestó.

Grageda Bustamante precisó que en el municipio de Cajeme se tienen detectadas 97 escuelas que necesitan ser intervenidas para su reactivación y agradeció la convocatoria hecha por el alcalde Javier Lamarque Cano a los empresarios.

«La convocatoria es bienvenida por la diversidad de fuerzas que se suman, por eso nuestro compromiso de otorgarles el beneficio de deducibilidad fiscal», reiteró.

Al respecto, el presidente municipal lamentó los actos de vandalismo cometidos contra escuelas de la localidad y subrayó la relevancia del esfuerzo conjunto para recuperar los espacios educativos.

Por su parte, Mario Sánchez Ruíz, integrante de «Empresarios unidos por la educación”, comentó que, el apoyar y fomentar mejores condiciones para el desarrollo educativo, se traduce en un mayor avance en el progreso de las personas.

«Además de proveer conocimientos, la educación enriquece la cultura, el espíritu, los valores y todo aquello que nos caracteriza como seres humanos, pero, sobre todo, puede significar un parteaguas en la evolución de las personas como individuos, al convertirse en un elemento democratizador que genera las condiciones de igualdad», abundó.