INDUSTRIA MEZCALERA: Buscan proteger la denominación de orígen; llaman a otros estados a amparar a sus productores

  • Proteger la Denominación de Origen del Mezcal, fue el tema que los socios del Clúster del Mezcal expusieron ante legisladores locales. Su Presidente, el L.A. Eduardo Solís Nogueira, expuso ante la Comisión de Hacienda, presidida por la Dip. Patricia Jimenez, la importancia de la industria mezcalera en la entidad y la imperiosa necesidad de protegerla.

Los estados productores de mezcal deben cumplir con la denominación de origen e impedir su uso no autorizado para evitar que se convierta en una designación usual o genérica, señaló el presidente de la Comisión Legislativa de Asuntos Agrícolas y Ganaderos Francisco Ibarra Jáquez.

En este sentido, exhortó al Congreso de la Unión a través de la Cámara de Diputados, y Senadores, para dar puntual seguimiento al cumplimiento de la Ley de Propiedad Industrial, para que entidad federativa del país, que deseen llevar a cabo la producción del mezcal, cumplan con requisitos establecidos en la ley a través de las solicitudes que revisa el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Asimismo, hizo un llamado a todas las legislaturas de las entidades federativas, para que se adhieran al presente Punto de Acuerdo y de esta manera el IMPI sea vigilante y dé certeza al cumplimiento de los requisitos que se requieren para otorgar la sin dejar de mencionar a las Secretarías Desarrollo Económico de los estados para que sean vigilantes y estén atentas de dicho cumplimiento.

Pero, con excepción para los estados de Zacatecas, Durango, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Guanajuato, Tamaulipas, Oaxaca y Puebla quienes ya cuentan con la denominación de origen del mezcal.

Además, consideró que se debe tomar en cuenta el respaldo de la Norma Oficial Mexicana NOM- 070-SCFIY- 2016, para que se pueda otorgar la ampliación a la denominación de origen mezcal que sea necesario demostrar y se cumplen tres condiciones, como son la materia prima, ancestralidad y persistencia cultural.

El legislador destacó que la producción de esta bebida se ha convertido en motor de desarrollo económico, principalmente de las  comunidades marginadas, ya que la mayoría son pequeños productores los que se dedican a esta actividad, quienes lo venden a granel.

Finalmente, comentó que se busca proteger el trabajo que realizan los productores bajo todas las normas que marca ley.