DERECHOS HUMANOS: Reorganización y renovación en la CEDH Sonora; desmienten “despidos masivos”

  • Desde que se presentó ante el H. Congreso del Estado el proyecto para dirigir la Comisión Estatal de Derechos Humanos durante el período 2022-2026, se señaló que para cumplir con el mandato constitucional de protección y promoción de los derechos, la institución requería pasar por una etapa de reorganización y renovación a fondo que la transformara. 

En los dos meses que han transcurrido de la presente administración, se realizó un diagnóstico de la situación que prevalecía en las áreas clave de esta Comisión a fin de lograr cumplir con los mínimos estándares de probidad, eficiencia y compromiso con la protección de los derechos que tenemos la responsabilidad de defender día con día.

Cada decisión que desde entonces se ha tomado tiene como finalidad reconstruir la institucionalidad interna para fortalecer el buen desempeño que la sociedad espera de quienes integramos este organismo.

Dicho empeño ha implicado tomar decisiones que han llevado a la necesidad de rescindir la relación laboral de esta Comisión con personas que cumplieron una etapa importante en sus trayectorias, pero que, para los objetivos que hoy nos planteamos, se encontraban en espacios que requerían de una urgente renovación.

De ninguna manera se ha tratado de “despidos masivos”. Las 15 rescisiones que se han realizado representan el 18% de la plantilla de personal de esta Comisión.

Todos los casos se tratan de trabajadores de confianza, a quienes se les ha ofrecido la liquidación correspondiente (que varios de ellos ya han aceptado), respetando el derecho de cada persona a acudir a las instancias legales que considere pertinente.

 

Todas estas medidas de reorganización interna han tenido como propósito:

Sustituir al personal, principalmente en el área de visitadurías, quejas y seguimiento a recomendaciones, en donde se concentraban graves rezagos, irregularidades y falta de apego a la normatividad en el despacho de asuntos sensibles para la protección de los derecho.

Fortalecer de manera urgente el área de visitadurías ha sido una de las tareas centrales de estos primeros meses para, precisamente, estar en mejores condiciones de atender a quienes acuden en busca de protección de sus derechos a esta Comisión.

Construir un ambiente laboral seguro, libre de cualquier manifestación de violencias de género.

Lograr una Comisión con una plantilla laboral con paridad de género en áreas directivas y con igualdad sustantiva que se concrete en mejores condiciones salariales para las servidoras públicas de esta institución.

Con estas medidas estamos dando los pasos para construir una Comisión Estatal de Derechos Humanos que se fortalezca internamente y que se conduzca con valores de probidad, profesionalismo y compromiso ético con la protección de los derechos humanos de todas las personas. Una tarea que, en el período 2022-2026, estamos determinados a cumplir y comprometidos a entregar buenas cuentas a la sociedad sonorense.