CULTURA: Retorna Suecia a Yaquis objetos sagrados; después de 19 años recupera la etnia 24 objetos Maaso Kova

En 2003, una comitiva de indígenas yaquis visitó el Museo de la Cultura del Mundo en Gotemburgo, Suecia, sin imaginar que entre lo expuesto verían una colección de objetos sagrados yaquis integrada por 24 piezas de rituales Maaso Kova.

Desde entonces, los indígenas iniciaron las gestiones ante el gobierno de aquel país para recuperar los objetos que según su cultura, su lugar para estar es en tierra yaqui.

Los objetos, entre los que están la cabeza de venado y otra indumentaria e instrumentos de las danzas del venado y pescola, llegaron a Europa en la década de 1930, procedentes del estado de Tlaxcala, donde se encontraba parte de un ejército de yaquis, pero se desconoce cómo fue que se desprendieron de ellos.

Luego de 19 años de gestiones, con el apoyo del Gobierno de México, hoy, una comitiva de indígenas que viajó a Estocolmo, recibió la colección que próximamente estará de nuevo en territorio yaqui.

“De esta manera se cierra un ciclo, pero sobre todo se establece un precedente importante sobre la protección y garantía de los derechos de los pueblo indígenas del mundo, sabemos que muchos de sus objetos sagrados están en diferente territorios y hoy el acuerdo entre el gobierno de Suecia y el gobierno de México, sienta un precedente para que otros países puedan continuar haciendo respetar lo establecido en los instrumentos jurídicos intencionales como la declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de pueblos indígenas y de la Unesco en materia de patrimonio cultural”, declaró Saúl Vicente Vázquez.

El director de Asuntos Internos del Instituto Nacional de Pueblo Indígenas en México (INPI), informó que estuvo presente una comitiva de yaquis electa por sus autoridades tradicionales de varios pueblos para representarlos.

La ceremonia fue en la embajada de México en Suecia ubicada en Estocolmo y firmaron el acta de entrega-recepción el embajador Francisco del Río y autoridades del museo y como testigos el propio Saúl Vicente Vázquez del INPI y la comitiva indígena entre quienes estuvieron Juan Gregorio Jaime León de Huiribis, Felipe Álvarez, de Pótam y Dolores González de Vícam, entre otros.

También estuvo presente una comitiva del pueblo indígena Sami de Suecia, quienes fueron los promotores de la recuperación de las piezas.