GANADERÍA: Tiene Sonora el 90% del ganado mezclado de razas europeas; lídera la calidad en la producción de cortes finos

En Sonora hay aproximadamente 42 mil cabezas en corrales de los diferentes productores y, al mes, alrededor de 7 mil cabezas entran a los rastros para su comercialización. De dicha producción el 30% se exporta a Estados Unidos y Japón y el resto se queda en el mercado nacional y local.

El estado es un gran referente en cuestión de sabor y calidad en cuanto a carne de res, lo que lo ha convertido en el único estado del país en exportar bovinos a EU sin pruebas de diagnóstico ya que cuenta con el estatus sanitario de nivel 1, libre de enfermedades como tuberculina, brucelosis y garrapatas, lo que le permite exportar reses a aquel país sin que el ganado pase por una cuarentena previa.

Para el secretario de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), Alberto Agustín Morales Aguilar, el estado no se encuentra como líder de exportación debido a que otros lugares, como Chihuahua, cuentan con mayor cantidad de reses, pero se debe a que pueden adquirir animales de cualquier parte, mientras que en Sonora se crían localmente.

En cuanto a la combinación entre calidad y sabor, asegura que la diferencia con los otros estados es que al existir tanta sequía en Sonora el pasto con el que se alimentan los becerros y vacas es seco, lo que les genera una mayor cobertura de grasa.

“La genética del animal puede ser igual la de Sonora a las de otras partes de la república, ya que hay muy buena genética en todo el país, pero la diferencia es que sus pastos son verdes, sí las engorda pero no da cobertura de grasa, sólo les crece el músculo”, detalla.

Por lo que las vacas sonorenses al llegar a los corrales ya llegan con un cierto avance en la cobertura de grasa y sólo necesitan alrededor de 180 días para su preparación final antes de pasarlas a los rastros.

“Las reses se tienen menos días en engorda porque ya llegan con un avance de grasa que con los alimentos y proteínas necesarias sólo se le da una terminación que se requiere para el marmoleo y la calidad de exportación”.

El también ganadero, agregó que, además del alimento, localmente existe mucha calidad en la genética.

“Nosotros aquí en Sonora tenemos muchas razas europeas que se han adaptado al calor, cosa que no pasa en otras partes debido a que no se adaptan a la humedad”, señaló.

Alrededor del 90% del ganado de Sonora trae mezcla de razas europeas, como la Angus. Mientras que el cebú utilizado es muy bajo y se utiliza principalmente para las cruzas y lograr esa rusticidad requerida.

“Las cruzas que se han hecho aquí (en Sonora) es lo que nos ha dado esa calidad en la carne”, enfatiza.