ERA AMLO: Cambia Standard & Poor’s la perspectiva mexicana de negativa a estable; “reconocen la estabilidad, prudencia fiscal y monetaria»: AMLO

La decisión de Standard & Poor’s de mantener la calificación de México es, de por sí, buena noticia, pero lo es aún más que modificó la perspectiva de negativa a estable, lo que aleja la posibilidad de perder el grado de inversión no sólo en este 2022, sino también, al menos, hasta el primer semestre de 2023, pese a la amenaza de recesión en Estados Unidos y las mejores expectativas de crecimiento económico para México, las presiones inflacionarias y la tendencia alcista en las tasas de interés. 

Aunque se reconocen riesgos, como la deuda de Pemex, la decisión de S&P se fundamenta por la prudencia fiscal en las finanzas públicas, que, hay que señalar, es uno de los compromisos de López Obrador desde el inicio de su administración y que ha mantenido, pese a la pandemia y la contracción económica. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que la calificadora  “ha ratificado la calificación crediticia del país y, lo más importante, que ha cambiado la perspectiva de negativa a estable”.

Explicó que la calificadora tenía a México con la perspectiva negativa desde hace poco más de un año.

Detalló que Standard & Poor’s “está reconociendo la estabilidad y la prudencia fiscal y monetaria que ha promovido esta administración”.