EVALUACIÓN ECONOMÍA: Modifica Moody´s riesgo de financiamiento de Axtel; castigó calificaciones de familia corporativa y notas globales no garantizadas

Como consecuencia de un perfil crediticio más débil y un mayor riesgo de refinanciamiento de Axtel, Moody’s bajó las calificaciones de familia corporativa y de las notas globales no garantizadas de la empresa de Ba3 a B1 y las colocó en revisión para una mayor rebaja.

“La rebaja de las calificaciones de Axtel se basó en el debilitamiento del perfil crediticio de la compañía y la escisión anunciada de Alfa, dada su incapacidad para venderla según lo planeado, lo que en opinión de Moody’s refleja una baja confianza en el negocio y las perspectivas operativas de Axtel”, dijo la calificadora.

Agregó que estos factores aumentan el riesgo de refinanciamiento de las notas 2024 de Axtel y cree que la tendencia operativa negativa no se revertirá en los próximos 12 a 24 meses dado una postura de austeridad del gobierno, la continua debilidad en la economía mexicana, la liquidez más limitada disponible en los mercados de capital de deuda y las presiones de inflación de costos que limitará la capacidad de Axtel para desapalancarse por debajo de 4.0 veces.

Eduardo Escalante, director de finanzas de Alfa, había comentado en conferencia telefónica con analistas que ante la imposibilidad de vender Axtel, estaban analizando la opción de una asociación.

“Seguimos buscando formas de eliminar el descuento de conglomerado en Alfa y ciertamente la monetización de Axtel es, y sigue siendo una alternativa. Sin embargo, además de la posible venta total de Axtel, también hemos entablado conversaciones con partes interesadas para evaluar posibles asociaciones.”, señaló en su momento.

Moody´s agregó que durante la revisión considerará los planes de Axtel para revertir la tendencia operativa negativa y asegurar fuentes para refinanciar oportunamente las notas globales con vencimiento en 2024.

Indicó que la escisión de Alfa indica una disposición más débil de los actuales accionistas para apoyar a Axtel en caso de necesidad e, incluso si se continúa ofreciendo algún tipo de apoyo, es posible que no sea tan sólido o que no esté tan disponible como el que podría brindar Alfa a sus subsidiarias consolidadas.

Destacó que el desempeño operativo de Axtel se ha deteriorado desde 2021 en medio de una tendencia a la baja en su segmento comercial de gobierno y menores ingresos de clientes empresariales debido a la pandemia de coronavirus.

“Sin embargo, los ingresos se han visto afectados negativamente desde 2018, cuando el actual partido gobernante en México asumió el cargo y su postura de austeridad afectó a la mayoría de sus proveedores de servicios”, agregó.