ORGANISMOS: Aquiere suburbans antes que patrullas el Ayuntamiento de Mexicali; «No se vale» reclama la Coparmex

  • Durante una conferencia de prensa encabezada por el presidente de Coparmex, Octavio Sandoval López, se dio a conocer la adquisición de cuatro camionetas Chevrolet Suburban para funcionarios; en cambio, la Policía Municipal opera con 65 patrullas.

Ante la justificación que otorgó el Ayuntamiento de haber adquirido unidades Chevrolet Suburban para transportarse titulares de dependencias, el presidente de la Coparmex en Mexicali, Octavio Sandoval López, insistió en que no se justifica haber priorizado unidades para ellos, cuando los policías todavía no cuentan con equipamiento, unidades e inclusos uniformes y botas para cumplir con su labor.

El pasado jueves, la Coparmex señaló que el Ayuntamiento de Mexicali adquirió unidades de lujo usadas para el uso de los titulares de algunas dependencias, entre estas para la presidencia municipal y la Dirección de Seguridad Pública Municipal, lo cual se hizo bajo la figura de la adjudicación directa, sumando un gasto de casi 7 millones de pesos.

De acuerdo con el titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, Pedro Ariel Mendívil, esto se hizo de acuerdo a la normatividad para transitar por áreas peligrosas, siendo que los vehículos son blindados, no obstante, para el líder empresarial, esto no fue congruente ni suficiente, ya que el que la ley permita realizar adjudicaciones directas, no significa que sea lo más transparente o idóneo en relación a las circunstancias.

Sobre todo, dijo que no se vale hacer eso cuando el municipio ya contaba con unidades para la presidenta municipal y el titular de la Policía, ya que Sandoval dijo conocer los vehículos en los que se transportaba la ex presidenta municipal, Guadalupe Mora Quiñónez y el ex director, Alejandro Lora Torres, las cuales eran seminuevas.

“Ciertamente, nosotros pedimos que blindarán a la ciudad contra la delincuencia, ese fue el mensaje y la petición; yo creo que entendieron que compraran Suburbans blindadas y eso no fue lo que les pedimos”.

“La que traía la ex alcaldesa era seminueva, entonces no se vale que en plena crisis, en plena necesidad de requerimientos hacer eso; como en cualquier familia, no está bien que se despilfarre el dinero en eso, es como cuando se ocupa comprar alimentos o pagar la luz y el hombre se va a comprar caguamas, eso no se vale”.