POLÍTICA: Pierde el PRI sus dos curules en el Congreso; queda desvencijado, sin elementos y sin tesis para ser oposición

Ernesto “El Pato” de Lucas Hopkins presentó su renuncia oficial al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a través de una carta dirigida a Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del tricolor.

Luego de casi 30 años de militancia, el expresidente del PRI Sonora presentó su renuncia al partido mediante una misiva donde expresa que “Hay momentos en la vida que no permiten quedarse indiferente, estático y paralizado por el miedo o por falta de valor”.

En la carta manifestó que este es uno de esos momentos, por lo que su renuncia a la militancia priísta es teniendo en cuenta que existen ciclos que deben cerrarse para que otros puedan abrirse y seguir avanzando.

El diputado expresó su agradecimiento al tricolor por sus inicios en la política y la oportunidad de trabajar en el servicio público durante este tiempo.

Luego de 30 años de militancia partidista en los que ocupó cargos como secretaria general, regidora, jefa de oficina del gobierno del estado, y actualmente diputada; Natalia Rivera Grijalva presentó su renuncia al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para buscar sumarse a las filas del partido Movimiento Ciudadano (MC).

La actual presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado indicó que su salida del partido tricolor se fundamenta en que desde su perspectiva el PRI ha perdido los valores como la esperanza y la unidad, que en algún momento la atrajeron para su incursión como militante.

“Tiene razones de fondo, creo yo que la política se debe hacer siempre desde la alegría, la unidad, desde la valentía, desde las ideas, y me parece a mí que la expresión política a la que voy, que es Movimiento Ciudadano, da esa posibilidad de unidad, de alegría, de esperanza, de ideas, y eso es el motivo fundamental, no es el fin sino la continuación de una lucha que tengo más de 30

Asimismo, la renuncia de ambos priístas se dio tras las denuncias realizadas por Zaira Fernández y Pascual Soto al CEN del PRI, alegando que las elecciones internas del partido fueron saboteadas a fin de imponer a la fórmula única de Onésimo Aguilera e Iris Sánchez, como presidente estatal y secretaria general del PRI Sonora, respectivamente