TRANSPORTE DE CARGA: Desgaste de operadores y cuatro MDD diarios en pérdidas la carga detenida en la aduana de Otay

El transporte de carga detenido en la aduana comercial de Otay con el bloqueo registrado este lunes llevaba perecederos, electrónicos, comida y productos médicos que representan diariamente entre tres y cuatro millones de dólares en mercancía que esta vez no pudo cruzar a Estados Unidos, indicó Israel Delgado, vicepresidente regional de la Cámara Nacional del Transporte de Carga (Canacar).

“Esto implica mercancía con tiempos muy exactos de exportación, los daños son cuantiosos, además del desgaste de los operadores. El sector transportista hoy se ve afectado, estamos buscando cómo se va a resolver para que los vehículos sigan operando de manera normal”, agregó en conferencia de prensa.

Esta mercancía representa la exportación del estado, mencionó Delgado, y la pérdida económica total que este bloqueo ocasionó a aproximadamente siete mil camiones sería cuantificada hasta el final de la jornada, porque además hay riesgo de sanciones por demorar las entregas.

Después de bloquear el paso de los camiones a suelo norteamericano por más de cuatro horas desde la mañana, los manifestantes cerraron el cruce de camiones de Estados Unidos a México también Otay, alrededor de las 15:00 horas.

Una de las alternativas para resolver el problema de traslado de mercancías, dijeron la tarde de este lunes el presidente de la AIMO, las agencias aduanales y Canacar, era utilizar la aduana de Mexicali.

“En caso de que nos viéramos obligados a usar la aduana de Mexicali triplicaríamos el costo logístico de las mercancías, eso abonaría al costo de la inflación”, dijo Delgado.

La manifestación comenzó a las 9:00 horas y fue protagonizada por habitantes de las colonias Morita 1 y 2, Lomas del Valle y Terrazas del Valle 1 y 2, quienes exigieron la presencia de la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, y que las tierras adquiridas 30 años atrás sean expropiadas para tener su legítima posesión.

Rosa Lilia Jiménez Hernández, líder del frente de los posesionarios, señaló que los terrenos donde ahora habitan les fueron vendidos por el gobierno estatal, sin embargo, esa administración no mencionó a los habitantes que dichas tierras estaban en litigio con el Ejido Rojo Gómez.

“Por lo tanto nos hizo fraude, nunca nos dijo que estaban en litigio, nosotros no sabíamos hasta que el estado comenzó el conflicto con el Ejido Rojo Gómez. El ejido en 2011 ganó el litigio, y por lo tanto comenzó a demandar desde 2019”, agregó.

Los manifestantes también exigieron una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador y que los trámites sean pagados por el gobierno estatal.

“Queremos la expropiación, es la única solución, queremos nuestros documentos para la regularización de la tierra”, finalizó.