ECONOMÍA: Sobreviven 38.8% de los mexicanos con el salario mínimo; algunos con menos

En el segundo trimestre del año, un total 22 millones 269 mil personas reportaron no tener ingresos o ganar hasta un salario mínimo, lo que representó el 38.8% de la población ocupada del país, reveló la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

Esto ha significado un aumento de un millón 538 mil personas que ahora están en ese rango de ingresos respecto del primer trimestre de 2020, es decir, previo al inicio de la pandemia de covid-19, lo que significó un alza de 1.1 puntos porcentuales.

La pregunta clave es: ¿Para qué productos alcanza con el salario mínimo 2022?

La comparación la realizó el Inegi al homologar los salarios mínimos con base en el aumento de la inflación, lo que también dio como resultado una reducción de la población que gana entre uno y dos salarios mínimos en 1.68 millones de personas en el periodo de referencia.

Esta reducción, a su vez, fue contrarrestada por el aumento de similar magnitud en la población que gana entre 2 y 3 salarios mínimos (1.63 millones de personas).

En el rango más alto de salarios, el Inegi reportó que ahora 37 mil 752 personas menos ganan entre 3 y 5 salarios mínimos, y 115 mil 840 personas menos ganan más de cinco salarios mínimos.

Cambios

De 2019 a 2022, el salario mínimo ha tenido incrementos importantes, lo cual, a juicio de analistas, ha hecho que comparar niveles de ingreso en función de ese salario sea inadecuado metodológicamente.

Es por ello que, varios grupos de expertos y académicos, incluido el actual presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, Luis Munguía, propusieron al Inegi una medición sobre la base de un salario mínimo equivalente, que es el valor monetario necesario para comprar en diferentes periodos a los precios vigentes, la misma cantidad de bienes y servicios que se compraban con el salario mínimo del periodo base, que es enero de 2022.

Condiciones críticas

El Inegi recalculó el indicador denominado tasa de condiciones críticas de ocupación, que es el porcentaje de la población ocupada que trabaja menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y a las que laboran más de 48 horas semanales y que ganan hasta dos salarios mínimos.

Se observa que esta tasa ha registrado una tendencia a la baja desde 2016 llegando a 30.5% en igual lapso de 2022, y en el último año, el indicador se mantuvo estable.