TRANSPORTE DE CARGA: Endurece California políticas sustentables y obliga a eliminar motores de combustión; busca la Canacar felxibilidad en zona fronteriza

A partir del 2025, el transporte de carga que cruce hacía California deberá comenzar a reemplazar sus unidades para que sean de funcionamiento eléctrico ante la ley que el estado vecino pretende aprobar en octubre, dijo Israel Delegado, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) de la Zona Noroeste.

Mencionó que es un “proyecto ambicioso” que tendría un impacto en el sector, en especial del lado mexicano porque no todos “van a poder cambiar” sus unidades, y es una medida que no ha tenido tanta difusión como en California.

Los precios de un camión eléctrico rondan el medio millón de dólares, mientras que un camión de diesel cuesta entre 200 a 220 mil dólares, comparó el líder de los transportistas.

En Tijuana hay 8 mil camiones de carga que participan en el intercambio comercial entre Estados Unidos, estimó el presidente de Canacar, los cuales deberán ser reemplazados en su totalidad.

“Como asociación de transporte estamos buscando que flexibilicen el calendario de aplicación en la zona sur de la frontera”, señaló.

Explicó que la ley que podría ser aprobada en aproximadamente un par de meses prevé dos clasificaciones: los vehículos ligeros de carga empezarían con la transición del 10% de su flotilla a partir del 2025, mientras los camiones Clase 8, que son tractocamiones, iniciarían el año 2027 con el 10% y para el 2040 todo el parque vehicular debería ser eléctrico.

California pretende para el 2030 contar con un gran número de vehículos comerciales y particulares eléctricos, puntualizó.